Pronunciamiento

Pronunciamiento respecto al “I seminario de actualización psicométrica” – UNMSM

Pronunciamiento respecto al “I seminario de actualización psicométrica” organizado por el Laboratorio de Psicometría y Testoteca de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

Por un lado, consideramos positiva la realización de actividades que promuevan la difusión de conocimientos en el área de psicometría, como lo es el “I seminario de actualización psicométrica” organizado por el Laboratorio de Psicometría y Testoteca de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, con el objetivo de dar a conocer y analizar nuevos instrumentos de medición psicológica. No obstante, siendo un evento de carácter académico y de difusión científica, cuestionamos diversos aspectos, entre ellos, la calidad de los ponentes, los instrumentos presentados, el objetivo del evento, así como aspectos relacionados a su organización.

 

1. Calidad de los ponentes e instrumentos presentados

Respecto a la Escala de Conciencia Ecológica (ECE), cuyo autor es Josue Egoavil Dorregaray, se realizó una búsqueda en internet, encontrándose escasa información sobre este instrumento, únicamente una tesis empleó la escala (“Nivel de conciencia ecológica e inteligencia emocional en estudiantes de nivel secundario”). En la ficha técnica consignada se describe que, el instrumento fue construido en 2013 y solamente consta de “validez de constructo” como parte de sus propiedades psicométricas. Respecto a ello, en la publicidad no se menciona si se presentarán innovaciones respecto a test y se podría pensar que se refiere al instrumento descrito anteriormente, lo que consideramos poco productivo, presentar un instrumento con dichas características como parte de una actualización psicométrica.

La segunda prueba es la Escala de empatía para adolescentes  (EEA) la cual fue construida por Shirley Rossmery Oré Sandoval en su tesis para obtener el grado de licenciada en Psicología en 2018, cuyos asesores fueron Alex Grajeda Montalvo y Víctor Eduardo Candela Ayllón. Dicho instrumento presenta “validez de contenido y de constructo”, así mismo, se menciona la presencia de “confiabilidad muy alta” de la escala considerando un “alfa total”, lo cual no es adecuado, tampoco se menciona si se cumplieron los supuestos necesarios para su uso. Además, indica que, existen diferencias significativas en la empatía según sexo, sin haberse comprobado la invarianza de medición previamente.

En relación al Test de aptitud selectora visual elaborada por Alex Grajeda Montalvo, se presenta cuestiones en el proceso de su construcción y validación. El autor muestra “validez de contenido, validez criterial predictiva y validez a través de correlaciones dimensiones test”, indicando que el test tiene una “validez total” en un “nivel alto”, conclusiones cuestionables bajo cualquier punto de vista. Además, utiliza el método de las dos mitades para indicar un nivel de confiabilidad “adecuado”, coeficiente que no tiene sentido utilizar en la actualidad, debido a la existencia de mejores opciones, por ejemplo, el coeficiente alfa (bajo el cumplimiento de sus supuestos).

Finalmente, el Cuestionario de competencias corporativas de José Luis Pereyra Quiñones es el que mayores dudas genera. El autor mencionaba en la publicidad de uno de sus talleres sobre construcción de pruebas que, los test psicológicos son fáciles de hacer en la actualidad, solo bastaba utilizar un método de “texto auto programado que consiste en plantear preguntas, usando el Power Point (PPT), y el estudiante debe responder mentalmente esas preguntas y al siguiente clic las respuestas correctas aparecen”. Así mismo en la publicidad de su “DIAMAN-TEST” únicamente se menciona como fuente de evidencia de validez la basada en el contenido: “Mediante el Coeficiente de Validez de Aiken se procesó los acuerdos y desacuerdos de los cinco jueces llegando al índice de 1.0”. Aspectos que hacen dudar de la calidad que pueden tener los instrumentos desarrollados por el psicólogo Pereyra.

El autor que refiere haber construido 50 tests (probablemente tenga el récord de la persona que más test psicológicos haya creado) y que, curiosamente, no tiene ninguna publicación sobre alguno de estos 50 instrumentos, presentará su “Cuestionario de competencias corporativas”, sobre el que encontramos poca información en internet. En nuestra búsqueda, hallamos una tesis de 2016 donde se reporta la ficha técnica del instrumento. Este fue diseñado en 2015 y únicamente reporta “validez con el criterio de jueces o expertos” y fiabilidad a través del coeficiente alfa (dichos análisis se repiten también para otros test del autor, como el “TEST TALENTO 45” o el ya referido “DIAMAN-TEST”).

La construcción de instrumentos de medida no consiste solamente en elaborar un conjunto de ítems que parecen medir algo, implica todo un proceso metódico y riguroso bajo un modelo teórico y estadístico que fundamente su diseño. Lamentablemente, esto no se aplica al instrumento mencionado.

 

2. Obligatoriedad del evento

Todas estas irregularidades mencionadas anteriormente no parecen ser nada más que las consecuencias de ciertas decisiones tomadas por autoridades académico-administrativas de la Facultad de Psicología de la UNMSM y que, como Grupo de Estudios, cuestionamos. Puesto que, tal como se ha dispuesto en el inciso «i» de la resolución decanal RD.N° 691-D-FPSIC-2013 (ver imagen adjunta), se establecen distintos requisitos para la obtención del grado de bachiller en Psicología, que carecen de objetividad, ya que al hacer uso de los términos de «institución reconocida» en varios de los requisitos, estos estarán siempre sujetos a la valoración e interpretación del encargado de turno.

Por tanto, la obligatoriedad de asistencia a este evento y la coerción de las autoridades para la convocatoria de otros estudiantes por una eventual reducción de costo a dicha actividad académica, es el resultado de la negativa arbitraria de las autoridades para acreditar las horas de participación en actividades académicas de los que están por egresar.

 

3. Formación científica

Los test psicológicos o test de medición psicológica son instrumentos que pasan por un riguroso procedimiento científico de investigación para llegar a tener puntuaciones derivadas que se puedan utilizar para determinar el estado de un grupo, una persona o una variable en específico. Este procedimiento y finalidad no llega a tener una simplicidad en cuanto a su aprendizaje, desarrollo y enseñanza, por lo mismo, involucra no solamente un empleo de recursos económicos y humanos sino también un empleo de tiempo significativo. Instrumentos en sus etapas iniciales pueden tener un consumo de tiempo aproximado de 6 meses, dependiendo de la complejidad del constructo, cantidad de ítems, horas dedicadas al proceso de construcción, experticia del constructor, finalidad para la que pueda ser utilizado, entre otras. Un instrumento que tenga la única finalidad de ser utilizado en investigación tendrá una menor complejidad de construcción que otro utilizado para la evaluación psicológica en la práctica profesional.

La International Test Commission (ITC) cuenta con directrices acerca de qué mecanismos y estándares son necesarios cumplir para que los instrumentos dedicados a la evaluación psicológica realicen de manera garantizada una evaluación ética, justa y adecuada hacia la persona. De lo anterior se deriva que, un instrumento utilizado para evaluar a una persona, sea con fines evaluativos, diagnósticos o de estimación, deberá requerir un mayor esfuerzo en cuanto a su diseño, investigación implicada en ella y en su enseñanza.

La Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) no puede ser ajena a esta formación adecuada con los criterios indicados anteriormente y que representen una ética del psicólogo por delante de cualquier impulso por aprender, entre comillas, instrumentos novedosos. El Grupo de Estudios Avances en Medición Psicológica, conformado por estudiantes y egresados de esta casa de estudios, no puede ser ajeno a la problemática existente en nuestra facultad y en nuestra realidad respecto a temas que involucran la formación de profesionales en el campo de la evaluación psicológica.